ruptura-pareja

Cómo usar bien el lenguaje en una crisis de pareja: la metáfora de Auschwitz

HACE AHORA UN AÑO que conocí a Paula. Se puso en contacto conmigo para mejorar en determinados asuntos de su vida personal y sentimental, según me adelantó por teléfono. Tenía entonces 32 años y pretendía, «salir del agujero en el que se encontraba desde una ruptura con su pareja». No estaba interesada en regresar